No hay nada como deleitarse con el exquisito y especial sabor de las frutas. Y eso solo es superado al cosechar usted mismo sus frutos. Pero es necesario tomar en cuenta algunos consejos para que los árboles frutales de su huerta sean productivos Asegúrese de elegir frutales que estén adaptados al clima de la región donde lo sembrará. En un vivero de su región pueden proporcionarle esa información. En Cobán puede acercarse a Vivero Tres Marías y con gusto lo atenderemos.

Toma en cuenta tener un suelo fértil, con buen drenaje, profundo (más de 50 cm), con mucha materia orgánica, sin exceso de caliza y no salino. (puedes investigar más acerca de los tipos de suelo.

Hay que tener en cuenta si la o las especies elegidas necesitan polinizadores o no. Por ejemplo, el melocotonero no los necesita y puede plantarse como árbol solitario. Manzano, peral, cerezo y algunos ciruelos deben emplazarse junto a uno o más cultivares que florezca más o menos al mismo tiempo y así los insectos polinicen las flores; si no, no habrá fruto.

Lo mejor es comprar árboles frutales en viveros especializados en este tipo de plantas. En Vivero Tres Marías te asesoramos en la compra de tus frutales.

Debe elegir una buena época para la siembra. Si viene en maceta o bolsa se puede plantar durante los 12 meses del año, evitando las épocas de excesivo frío o el calor del pleno verano.

El lugar elegido para plantar frutales debe ser soleado y amplio. Además debe estar protegido del viento.
Haz un hoyo de 50x50x50 cm; cuanto más grande, mejor.

Mezcla homogéneamente la tierra extraída con 4 ó 5 kilos de estiércol bien hecho o compost. También se puede aportar en el momento de la plantación fertilizantes minerales, pero es opcional, lo importante de inicio es el abono orgánico.

Antes de meter el árbol clava en el fondo del hoyo una estaca o tutor para sujetar el frutal hasta que arraigue.
En el caso de árboles a raíz desnuda, antes de plantarlos, recorta las raíces magulladas, rotas o secas y despunta las que sean demasiado largas.

Introduce el árbol y ve rellenando poco a poco con la tierra enriquecida afirmando con la punta del pie y el mango de la azada para que no se formen bolsas de aire.

El árbol debe quedar a la profundidad que tenía originalmente, de tal manera que el punto de injerto (se reconoce por una curvatura del tallo) quede entre 5 ó 15 cm por encima de la superficie, nunca enterrado.

Sujeta el tronco al tutor con una ligadura de plástico blanda y flexible y una esponja entre el árbol y la estaca para evitar el roce.

Por último, forma una poceta o alcorque al pie y riega.

Durante los 3 primeros años es aconsejable mantener la base limpia de malas hierbas y otras plantas, incluso césped, para que no compitan por los nutrientes y el agua del suelo con el frutal.

Esperamos que estos consejos te ayuden a tener unos hermosos frutales en el jardín de tu casa o en el huerto de tu granja. Recuerda que durante marzo y abril tenemos frutales listos para sembrar en Vivero Tres Marías.

Leave a Reply