Sembrar y mantener la grama siempre verde es cuestión de dedicación y mantenimiento. Algunos consejos básicos que le podemos ofrecer son:

Siembre grama donde el sol le de directamente.
Prepare el terreno con la tierra adecuada para sembrar grama.
Riegue todos los días antes de las 9:00 am o después de las 6:00 pm.
Recorte la grama cada 15 días.
Proveale abono a su grama cada 45 días.
Con estos consejos usted tendrá una grama siempre verde y un patio hermoso donde pueda compartir con su familia o simplemente pueda relajarse observando lo lindo que estará.

El color verde intenso y brillante, una buena textura, resistencia a las pisadas… son características deseables para un césped óptimo en nuestro jardín, pero es complicado por no decir imposible mantenerlas a lo largo de todo el año.

Entre los cuidados esenciales para mantener el césped en las mejores condiciones posibles, se encuentra el corte, la fertilización y el riego, el proceso comienza con la siembra y en determinados momentos, como por ejemplo en los meses de mayo y junio cuando empiezan las lluvias.

El corte se debe realizar con una periodicidad que depende esencialmente del crecimiento, debemos procurar no cortar demasiado bajo para no dañar las yemas, con herramientas afiladas para evitar que arranquen, de forma cruzada para no generar preferencia de crecimiento en un sentido y con cuidado de no compactar en exceso la tierra.

Con respecto al riego, es importante mantener humedad en el terreno, pero sin exceso de agua que podría pudrir o favorecer enfermedades, con todo la frecuencia y la cantidad de agua que debemos aportar dependen de muy diversos factores como el tipo e césped y suelo, las condiciones climáticas, el uso del jardín…

Finalmente los fertilizantes, son muy interesantes en el caso del césped, ya que al verse sometido este a un proceso de corte continuado, con el consiguiente rebrote, sufre cierto agotamiento de sus nutrientes, que podemos aportar de forma artificial para contribuir a mantener su fuerza y su brillo.

Leave a Reply